Comunicado de prensa

UN JURADO DE QUEENS DECLARA CULPABLE DE ASESINATO A UN ACUSADO DE DISPARAR A UN HOMBRE EN LA CABEZA EN 2014

La fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz, ha anunciado que Sharif Brown, de 37 años, ha sido condenado en juicio por asesinato y otros delitos en la muerte a tiros de un hombre en Jamaica, Queens. La víctima fue tiroteada a plena luz del día a pocos pasos de su casa en diciembre de 2014.

El fiscal Katz dijo: “Después de escuchar todas las pruebas, un jurado ha declarado culpable al acusado. Fue un asesinato sin sentido en un barrio residencial a media tarde. La violencia armada nunca es aceptable y pone a todos en peligro. Ahora que se enfrenta al castigo por este atroz crimen, el acusado se enfrenta a una larga pena de prisión cuando el juez le dicte sentencia el mes que viene.”

Brown, de la calle 140 de Jamaica, fue declarado culpable anoche tras un juicio de dos semanas ante el juez Ira Margulis, del Tribunal Supremo de Queens. El jurado declaró al acusado culpable de asesinato en segundo grado y posesión criminal de un arma en segundo grado. El juez Margulis fijó la sentencia para el 17 de noviembre de 2021, momento en el que Brown se enfrenta a penas de hasta 25 años de prisión a cadena perpetua.

Según las actas del juicio, aproximadamente a las 14.30 horas el acusado y Anderson Delgado se enzarzaron en una discusión. Los dos hombres vivían en el mismo bloque y eran conocidos. De repente, Brown sacó una pistola y disparó a la víctima, de 22 años, en la cabeza. El Sr. Delgado murió a consecuencia de la única herida de bala.

El fiscal Katz dijo que, durante el juicio, se presentaron al jurado pruebas de videovigilancia que mostraban al acusado disparando el arma contra el Sr. Delgado. La policía también recuperó el arma en casa de Brown.

Los fiscales adjuntos Robert Hanophy y Kevin Higgins, jefe y subjefe de la Oficina del Tribunal Penal de la Fiscalía, instruyeron el caso, bajo la supervisión de la fiscal adjunta ejecutiva de la División de Práctica y Política Penales, Angela M. Albertus.

Publicado en