Comunicado de prensa

UN HOMBRE DE QUEENS CONDENADO A 16 AÑOS DE CÁRCEL TRAS DECLARARSE CULPABLE DE HOMICIDIO INVOLUNTARIO POR MATAR A SU MUJER

La fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz, ha anunciado hoy que Miguel Pichardo, de 30 años, ha sido condenado a 16 años de prisión tras declararse culpable de homicidio involuntario por la muerte a puñaladas de su esposa en junio de 2015.

El fiscal Katz declaró: “La víctima fue atacada con saña por su cónyuge sólo dos semanas después de darse el ‘sí, quiero’. El acusado dijo a la policía que ella había desafiado su autoridad. Nadie debería tener que sufrir en silencio con una pareja maltratadora. Si ha sido víctima de violencia doméstica, busque ayuda. Mi oficina y nuestros proveedores asociados pueden ayudarle a alejarse de su maltratador y proteger su propia vida.”

Pichardo, de la calle 134 de Richmond Hill, Queens, se declaró culpable el 24 de mayo de 2021 de homicidio en primer grado ante el juez Kenneth Holder, del Tribunal Supremo de Queens. Antes de la sentencia de ayer, el Tribunal permitió el uso de la tecnología de videoconferencia para que los familiares de la víctima, que no podían viajar a Estados Unidos, pudieran hacer declaraciones de impacto tanto desde Guyana como desde Trinidad. A continuación, el juez Holder condenó al acusado a 16 años de prisión, seguidos de 5 años de supervisión posterior a la puesta en libertad.

El fiscal Katz dijo que, alrededor de las 6:45 de la mañana del 2 de junio de 2015, dentro de la casa de la pareja en Richmond Hill el acusado apuñaló a Yollanda Gonsalves múltiples veces. Un vecino oyó los gritos de la víctima procedentes del apartamento y se dirigió a la puerta de la unidad. Pichardo respondió vistiendo sólo pantalones de pijama y estaba cubierto de sangre. Le dijo al vecino que estaba limpiando. El vecino oyó entonces a la víctima, de 27 años, gritar desde el interior del apartamento: “Me cuesta respirar, me está matando”. El vecino volvió a su apartamento y llamó al 911.

Continuando, según los registros del Tribunal, cuando las autoridades llegaron al apartamento de la pareja, descubrieron el cuerpo de la víctima, parcialmente enrollado en una alfombra del salón. La policía recuperó el mango de un cuchillo sobre la cama y una hoja -cubierta de sangre- envuelta en una cortina, cerca del cuerpo de la mujer. Pichardo no estaba en el apartamento.

En el exterior del edificio, según los documentos del tribunal, los investigadores descubrieron más sangre en la puerta trasera y en una valla. Al cabo de varias horas, el acusado regresó al apartamento, caminando descalzo, sin camiseta y con los pantalones del pijama manchados de sangre. Declaró a la policía que llevaba dos semanas casado con la víctima y dijo: “Sentí que era su hora de morir”. Pichardo afirmó que la víctima había desafiado su autoridad y le había “dado atole con el dedo” antes de que él la abofeteara, la apuñalara varias veces con un cuchillo y luego la asfixiara.

La fiscal adjunta principal Emily Collins, de la Oficina de Homicidios de la Fiscalía, llevó el caso, bajo la supervisión del fiscal adjunto Peter J. McCormack III, jefe adjunto principal de la Oficina, John W. Kosinski y Karen Ross, jefes adjuntos de la Oficina, y bajo la supervisión general del fiscal adjunto ejecutivo de delitos graves Daniel A. Saunders.

Publicado en