Comunicado de prensa

UN HOMBRE DE QUEENS SE DECLARA CULPABLE DE INTENTO DE ASESINATO POR INTENTAR MATAR A SU NOVIA TRANSEXUAL CUANDO ÉSTA SE NEGÓ A SEGUIR EJERCIENDO LA PROSTITUCIÓN

La fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz, ha anunciado hoy que un hombre de 30 años de Cambria Heights se ha declarado culpable de intento de asesinato por intentar matar a su novia transexual, a la que estaba prostituyendo. La víctima se negó a seguir vendiendo sexo a desconocidos para llenar su cartera de dinero cuando la golpeó y acuchilló en abril de 2018.

El fiscal del distrito de Queens, Katz, declaró: “Nuestra población transexual se ha enfrentado a una tremenda cantidad de violencia en todo el país. La víctima de este caso intentaba liberarse de la industria del comercio sexual cuando el acusado -que se estaba embolsando el dinero que ella ganaba- la atacó y pudo haberla matado. El acusado ha admitido ahora su culpabilidad y será castigado por este acto criminal”.

El fiscal añadió que “el tráfico sexual de transexuales está muy poco denunciado en Queens y en otros lugares. Estas víctimas -independientemente de su orientación sexual o identificación de género- deben saber que pueden denunciar. Estamos aquí para ayudar a todos”.

La Fiscalía identificó al acusado como David Viltus, de 30 años y residente en la calle 221 del barrio de Cambria Heights, en Queens. El acusado se declaró ayer culpable de intento de asesinato en segundo grado ante el juez interino del Tribunal Supremo de Queens Peter Vallone Jr. La sentencia se fijó para el 8 de abril de 2020, momento en el que el juez Vallone indicó que condenaría al acusado a una pena determinada de 10 años de prisión seguida de 5 años de supervisión posterior a la puesta en libertad.

El fiscal Katz dijo que, al declararse culpable, Viltus admitió que el 18 de abril de 2018 fue al hotel Hillside en Jamaica, Queens, donde se alojaba la víctima, una mujer transgénero de 29 años, e intentó causarle la muerte. La víctima fue encontrada frente al hotel con un tajo en la cara y había recibido repetidos puñetazos en la cara y el cuerpo. A la víctima le aplastaron una planta contra la cabeza y la arrojaron contra una puerta automatizada, haciéndola caer de sus goznes.

Continuando con los cargos, según el fiscal, investigaciones posteriores determinaron que la víctima estaba siendo coaccionada para mantener relaciones sexuales con desconocidos a cambio de dinero y que el acusado se embolsaba el dinero que ella ganaba. En un momento dado, la víctima se negó a seguir prostituyéndose y Viltus tomó represalias violentas.

Según la acusación, después de que el acusado fuera detenido y acusado de intento de asesinato, Viltus se puso en contacto con la víctima e intentó convencerla de que retirara los cargos.

La fiscal adjunta Amy M. Scotto, de la oficina de juicios II de Kew Gardens de la fiscalía, procesó el caso bajo la supervisión de los fiscales adjuntos Mark Osnowitz, jefe de la oficina, Peter Lomp, subjefe de la oficina, y bajo la supervisión general del fiscal adjunto ejecutivo para juicios Pishoy Yacoub. También prestó asistencia la fiscal adjunta Jessica L. Melton, jefa de la Unidad de Trata de Seres Humanos de la Fiscalía.

**Las denuncias y acusaciones penales son acusaciones. Se presume la inocencia del acusado hasta que se demuestre su culpabilidad.