Comunicado de prensa

D.A. KATZ ANUNCIA QUE LA JEFA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA KELLY SESSOMS-NEWTON HA SIDO GALARDONADA CON LA PRESTIGIOSA MEDALLA THOMAS E. DEWEY POR SU DESTACADA LABOR

La Fiscal del Distrito de Queens, Melinda Katz, ha anunciado que Kelly E. Sessoms-Newton, Jefa de la Oficina de Violencia Doméstica, es la galardonada del Condado de Queens con la decimosexta Medalla anual Thomas E. Dewey.

La Medalla Thomas E. Dewey es concedida cada año por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Nueva York a un fiscal adjunto destacado en cada una de las cinco fiscalías de distrito de la ciudad y en la Fiscalía Especial de Estupefacientes de la ciudad. La Jefa Sessoms-Newton aceptó el premio durante una ceremonia virtual celebrada en la noche del martes 1 de diciembre de 2020, a la que asistieron muchos de sus colegas.

El Fiscal de Distrito Katz dijo: “Las contribuciones de la Asistente del Fiscal de Distrito Kelly Sessoms-Newton a esta oficina son inconmensurables. Ella es una profesional consumada que es implacable en la Corte y proporciona apoyo compasivo y defensa a las víctimas de la violencia doméstica.”

La Jefa Sessoms-Newton se incorporó a la Oficina del Fiscal del Distrito de Queens como becaria en la Oficina de Admisión en 1992. Fue contratada al año siguiente y se convirtió en ayudante del fiscal del distrito. Ha trabajado en varias oficinas de la Fiscalía: juzgados de familia, apelaciones, juicios de narcóticos y la oficina de delitos graves. Tras trabajar como supervisora en las oficinas de admisión y tribunales penales, fue nombrada jefa adjunta de la oficina y, en última instancia, jefa de la oficina de violencia doméstica en diciembre de 2018.

Entre los fiscales del condado de Nueva York, Thomas E. Dewey es recordado por haber inaugurado la era en la que la fiscalía ha estado formada por fiscales profesionales elegidos por sus méritos y no por su clientelismo político. Dewey llamó la atención del público por primera vez como fiscal en la década de 1930, al incoar con éxito procesos penales contra gángsters, contrabandistas de licores y figuras del crimen organizado de la época. En 1937, Dewey fue elegido fiscal del condado de Nueva York, donde ejerció un mandato antes de dimitir para presentarse a gobernador.

La Medalla Thomas E. Dewey se concedió por primera vez el 29 de noviembre de 2005.